2.4.09

Una parte de la historia...

El 31 de marzo se convertirá en uno de esos días en que los medios podrán ocupar sus “vacios” de noticias con una efeméride más. Pero antes de caer en lo banal o en los sentimentalismos huecos vale recordar, con su imagen fresca, a un hombre que merecidamente será parte de nuestra historia, Raúl Ricardo Alfonsín.
Como cada vez que la muerte se hace presente parece inútil discutir los errores de la vida que se pierde y aunque sería bueno tampoco resaltar demagógicamente sus aciertos, la figura a la que hoy nos referimos hace casi imposible no tentarse. Por esto voy a procurar ser breve.
Se fue un gran hombre, un ejemplo que desearíamos ver más imitado en nuestra clase política que con humildad, honradez y coherencia trabajó para que sea verdad que “con la democracia se come, con la democracia se educa y con la democracia se cura” y que a lo largo de su vida fue sinónimo de conciliación y persecución de la equidad.
Podríamos acusar que no pudo controlar una difícil situación que atravesó el país después de aquella esperanzadora “primavera”, pero no dejo de pensar que es muy simple la crítica sin contemplar todo el horror que hubo detrás. Apenas unos años antes de que asumiera como presidente Alfonsín miles de argentinos desaparecían sin explicación alguna, sin voz. En virtud de esto es que siempre se relacionará su nombre con el renacimiento del país, con la posibilidad de expresión, con la esperanza de cambio y con la democracia.
Seguramente ya habrá tiempo para un debate (esperemos que sano y constructivo) sobre su trabajo, y si alguno insiste en hacer cuentas ahora sólo basta pensar en el inicio del juicio a las juntas militares, la consecución de la paz con Chile o la impulsión del MERCOSUR, algunos de sus logros más importantes. Raúl puede estar muy tranquilo de que su balance quedará más que positivo.

-------------------------------------------------> Lord_Maxi_Mo

Un pensamiento desprendido: Que bueno es saber que fue homenajeado en vida de manera tan justa… y que bueno sería estar seguro de que no se manchará el hecho sirviendo distinciones a quienes no están a la altura, como nos caracteriza en la historia.

1.4.09

La tribuna está caliente

Si yo fuera DT de la selección Argentina...
Les gritaría en medio del partido:
¡¡¡Muevanseee!!! ¡¡¡Haches de pe!!!
¿¿Qué tienen las piernas de plomo??
¿¿Te pusiste los zapatos de golf que no pateas al arco??
¡¡Atajá una, querido!! ¡¡Te pregunté antes de entrar a la cancha si te habías puesto las manos!! ¡¡Cómo no les pueden hacer un gol, si estos tienen menos fútbol que Utilísima!!
Y cuando entrase al vestuario después de un partido tan horrible les diría:
Vos no jugás más. No. No jugás más. ¿Por qué? porque soy el técnico y no se me canta ponerte más.
Vos tampoco jugás más. Pegate una ducha y andate. ¿Estuvistes horrible y querés que te deje?
Todos ustedes también estuvieron malísimos. ¿Qué catso aprendieron de mi?
Si es necesario, despido a todos los jugadores y el próximo partido no se juega. No presento lista de Buena fé. Por no tener los jugadores necesarios.
Color del texto
Y si se me da por armar un equipo nuevo, lo armo con pibes que salgan de la categoría "C" del fútbol argentino. Pibes que pongan los huevos necesarios y que jueguen por la camiseta. Que esten hambrientos de gloria y no con la cabeza llena de billetes.
Por lo menos así lo veo yo.
El Conde Seba

Papá Democracia

A aquel que anoche le tocó acostarse a dormir temprano y no vio televisión, ni escucho nada de radio, se desayunó hoy con que el ex presidente Raúl Alfonsín, falleció ayer alrededor de las 20.30hs. Después de 82 años de vida, el ex mandatario murió en su casa de barrio Norte, rodeado de aquellos que mas quería, y según dijo su medico, en paz.
Representante por excelencia de la democracia argentina, fue el encargado de ser el protagonista de la finalización de aquel sangriento golpe de estado, que dejó 30.000 desaparecidos y un miedo social que se fue apagando de a poco. Fue el impulsor de los juicios contra la junta militar y sancionó las leyes de "Obediencia debida" y "Punto final". Así también se encargo de fundar la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) y fue victima de tres ataques carapintadas que fueron debilitando su gobierno allá por 1987.
Hoy el honor a este caudillo radical se le rinde en Congreso. Las largas filas de gente esperando por rendirle homenaje y estar cerca de él por ultima vez, denotan su gran importancia y el respeto que despierta en todos los argentinos. Políticos, figuras del espectáculo, del deporte, del periodismo... hoy todos unidos por una misma causa, el duelo de este gran político argentino, gran orador, que supo dar los primeros pasos para la creación del Mer
cosur y luchó para mejorar los frentes económico y político que quedaban en la Argentina, luego de los años de dictadura.





Tres días de duelo nacional. Tres días para mostrarle respeto a un hombre que estuvo al frente del país y lucho por conseguir justicia, por conseguir terminar con un época de terror e inestabilidad del país.

Hoy por suerte podemos decir, que el homenaje a Raúl Alfonsín se hizo en vida. Que la entrega del busto en su nombre fue solo una parte, pero que de alguna manera, le demostró la importancia que tuvo, tiene y tendrá.


SirMato

Spiderman al rescate

Un bombero tuvo que disfrazarse del 'Hombre Araña' para conseguir que un niño autista abandonara el balcón desde el que parecía que iba a saltar.


El niño, que se encontraba en una escuela especial de Bangkok, había salido por la ventana del tercer piso y no respondía a los avisos para que volviera a entrar en el edificio. Los bomberos acudieron a su rescate, pero el niño seguía sin responder hasta que la madre comentó que era muy aficionado a los superhéroes. Así que uno de los bomberos se disfrazó de Spiderman. "Parece increíble, pero el crío se echó a sus brazos en cuanto le vio", indicó el sargento Virat Boonsadao. Boonsadao explicó a los medios que el bombero utilizaba el disfraz del popular héroe para amenizar los ensayos contra incendios.


(Fuente: noticias.ya.com)

30.3.09

Un trabajo cualquiera para Mariela

En su teoría, el filosofo alemán Georg Hegel analizó el mundo desde un punto de vista teórico, vio y supo reconocer todos y cada una de las cosas de la sociedad en que viva. Sin embargo, fue Karl Marx quien sostuvo la idea de no limitarse a pensar un mundo mejor, sino de hacer algo para conseguirlo, para llegar a donde se quiere a través de la praxis de los hombres con el trabajo, la naturaleza y los otros hombres.

Hoy la sociedad es una sociedad conciente que no se limita a pensar una realidad mejor, hoy más que nunca, y a pesar de la gran variedad de ideologías políticas, sociales, económicas etc. que existen, salen a luchar por lo que quieren, por los cambios que creen justos y necesarios.

Una sociedad donde de a poco las libertades individuales se van afianzando y las elecciones de cada uno no se mezclan, no tiene que ver con las personas en sí mismas, con el ser de las personas. Donde ya no se vive como en la dictadura militar, cuando todos se escondían por miedo a ser reprimidos por un gobierno de facto y genocida.

Hoy la lucha es parte del pueblo, y si bien son muchos los sectores los que lo hacen, algunos actual solo por “sus” propios intereses, por lo que tienen, para conservarlo o ganar aún más.

¿Ejemplo? El conflicto del Campo con el Gobierno. La puja de intereses económicos llevo a uno de los sectores, a cortar las rutas haciendo un llamado al pueblo a luchar contra esa ley que ellos creían injusta. El pueblo salió a las calles, pero salio para reclamar por otras cosas; se formó entonces una gran masa de protestas que disfrazaron bajo la unión del pueblo contra la Ley 125, cuando en la realidad las cosas no eran así, sino mas bien era un reclamo de ayuda por los altos precios, por la inseguridad, un llamado a la solidaridad para con los más necesitados, un pedido de justicia, un pedido por mejoras en las condiciones de vida. De este modo, como lo fue en 2001 aunque quizá de una manera mas violenta, la sociedad salió a reclamar por lo que le corresponde, por lo que se merece y cree es justo para todos… Para de alguna manera, y desde su lugar, aportar un grano de arena por un Estado mejor.

Finalmente parece que aunque mas de la mitad de las personas que salen o salieron a reclamar por sus derechos, como lo hicieron por primera vez los sindicalistas en 1879, no leyeron nunca a Marx, comprenden la necesidad que a veces genera el que no respeten los derechos de cada uno como ciudadano.


SirMato

ARRANCAMOS DE NUEVO